INSTALA NUESTRA APLICACIÓN

Ten acceso a nuestra tienda y ofertas exclusivas desde nuestra aplicación.

Consecuencias del efecto invernadero y cómo evitarlo

Los gases de efecto invernadero están atrapando el calor en la atmósfera de la Tierra, y está aumentando a un ritmo alarmante. Este proceso tiene una serie de consecuencias, pero pueden evitarse tomando medidas contra las emisiones de gases de efecto invernadero. Vamos a ver ahora las consecuencias del efecto invernadero y cómo evitarlo.

 

¿Qué es el efecto invernadero?

El efecto invernadero es un fenómeno natural que viene ocurriendo desde que se creó la tierra. Sin estos gases en la atmósfera no tendríamos en nuestro planeta una temperatura media adecuada para la vida.

El efecto invernadero se produce entre la atmósfera y la superficie terrestre, es un proceso por el cual ciertos gases en la atmósfera terrestre atrapan calor. Estos gases, principalmente dióxido de carbono, óxido nitroso, vapor de agua y metano, a menudo se denominan gases de efecto invernadero.

La superficie de la tierra es calentada por la luz solar y parte de este calor es irradiado de regreso al espacio. Sin embargo, cuando la superficie terrestre emite radiación infrarroja (calor), estos gases de efecto invernadero la absorben y luego la emiten de vuelta hacia la superficie terrestre.

Este fenómeno por el cual la energía térmica queda atrapada en la atmósfera de la Tierra es la que se denomina “Efecto Invernadero”. Esto que te contamos se puede demostrar con un frasco de vidrio lleno de agua y un objeto como una piedra o un trozo de espuma de poliestireno colocado dentro. Cuando la luz brilla en este frasco desde una dirección, el cristal deja pasar la luz que calienta el interior del frasco, pero no deja escapar el calor, que permanece dentro y aumenta la temperatura.

Todo el proceso que hemos visto, atrapa el calor en la superficie de la tierra y crea un efecto de calentamiento.

 

¿Por qué se produce el efecto invernadero?

El efecto invernadero se produce cuando determinados gases retienen una parte de la energía que emite el suelo terrestre al calentarse por la radiación del sol. Este fenómeno sucede de manera natural, y gracias a él la temperatura media de la Tierra es de unos 14º C. De otro modo, sería de alrededor de 18ºC bajo cero, lo que haría muy difícil la vida en nuestro planeta, igual de peligroso sería el sobrecalentamiento del mismo, que provocaría grandes catástrofes.

 

Ciertas actividades como la fabricación y uso de aerosoles, la combustión de carbón, petróleo y gas producen este fenómeno. También la tala de bosques (deforestación), favorecen el efecto invernadero, puesto que los árboles absorben CO2 de la atmósfera y de ese modo ayudan a regular el clima.

 

 

Consecuencias del efecto invernadero

 

Una parte importante de la comprensión de las consecuencias de este efecto es saber lo que estos gases hacen por nosotros en la Tierra.

El dióxido de carbono (CO2) proporciona a nuestras plantas alimento mediante la fotosíntesis y desempeña un papel esencial en la regulación de la temperatura atmosférica al atrapar la radiación solar en las capas inferiores de la atmósfera.

 

A medida que las actividades humanas emiten más de estas sustancias de efecto invernadero a la atmósfera, se acumulan para crear una mayor concentración que atrapa más calor para que no se escape al espacio.

Este aumento de la temperatura tendrá consecuencias para nuestro planeta, como los patrones climáticos extremos y la acidificación de los océanos, sequía o deshielo entre otras, si sigue sin disminuir.

 

Este fenómeno se puede observar en el aumento de la cantidad de calor atrapado en la Tierra debido a estas emisiones de gases de efecto invernadero que han provocado un aumento del calentamiento global que empieza a ser preocupante.

 

 

Cómo evitar el efecto invernadero

Lo más importante que hay que hacer es reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles y ser más conscientes de cómo estamos usando los recursos, centrarnos más en las fuentes de energía renovables, como la energía solar, turbinas eólicas, paneles solares y centrales hidroeléctricas.

Pasar de los combustibles fósiles a las energías renovables disminuirá la cantidad de dióxido de carbono que se libera en el aire y, a la larga, frenará el cambio climático, lo que podría conducir a un planeta con una temperatura adecuada, evitando el sobrecalentamiento de La Tierra.

 

Desde REGENERA ponemos todo de nuestra parte en la lucha contra el cambio climático, pero solos no podemos, vamos a necesitar también de tu ayuda y compromiso, para tener un planeta donde podamos vivir no solo nosotros sino las generaciones venideras.

 

Si te ha parecido interesante este post, te dejamos aquí 3 ventajas de usar energías renovables para que le eches un vistazo.